• Piense en los elementos más importantes de su problema, también puede escribirlos, sin duda nos facilitará la conversación.
• Prepare y tome lo que considere importante en el caso: documentos, notas, planos, fotos, citaciones de la corte.
• Escriba las preguntas que surjan para que podamos analizarlas todas
• Tendremos una hora para hablar con calma: si necesitamos analizar los asuntos con más detalle o en aspectos nuevos, organizaremos una cita para la próxima reunión.
• No todas las situaciones legales se pueden discutir en una hora, es por eso que hay reuniones más largas y, por lo tanto, retrasos
• Si sucede algo repentinamente, algo que requiera una consulta o ayuda muy urgente, cuéntenoslo de inmediato, trabajaremos en un modo no estándar.
• Recuerde que si la corte le da una fecha límite, debe seguirla, y es muy importante. Al organizar la reunión, infórmenos de qué carta seremos responsables y qué plazo le hemos otorgado para que podamos actuar a tiempo.